La última catequesis

23 Jul

Es viernes. Meiling y Dana saben que darán la última catequesis. En el camino repasan una y otra vez sus lecciones, los sentimientos de alegría y de tristeza giras en torno a ellas. Están inquietas, pues saben que llevan segundos de retraso; pero felices, de volver a ver y compartir un gratificante momento con los pobladores.

Hoy, los niños y jóvenes de Puente de los Serranos están muy impacientes. Después de alentar con la canción “quiero seguir tus pasos, señor”, Dana explica el octavo mandamiento con mucha paciencia y esmero. De pronto, uno de ellos se anima a contar una historia sobre la importancia que tiene la riqueza para Dios. Todos lo escuchan y entienden con sorpresa que el dinero no es lo más importante en la vida, menos para Dios.

Por otro lado, los pobladores de Salitral nos reciben con muchos ánimos, los más pequeños lo expresan con abrazos, besos y carcajadas. Después de la oración, Meiling cuenta una historia para explicar las consecuencias de no cumplir el octavo y décimo mandamiento. Todos entienden que no deben mentir ni envidiar lo ajeno.

Al final de las lecciones, todos degustamos diferentes bocaditos y, con miradas y sonrisas, nos dijimos ¡hasta pronto!… no se hizo esperar la pregunta de ¿cuándo volverían?… menos aún la respuesta: “será pronto, verán”.Finalmente, el cariño de los niños parece recompensar el esfuerzo de toda la semana.

Por Priscila Guerra.

Fotografía: Priscila Guerra

.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: